Críticas

“El tigre”, de Joël Dicker.

Debo admitir que La verdad sobre el caso Harry Quebert, el primer gran best seller del autor suizo Joël Dicker, me mantuvo tan enganchado que devoré sus setecientas páginas en apenas unos días. Nos encontramos ante un autor que aúna la sencillez y rapidez de la novela superventas y la elegancia y buen gusto de la literatura. El autor, que pronto fue tildado de niño prodigio, escribió con apenas diecinueve años un relato titulado El tigre y lo presentó a un certamen literario en su Suiza natal. Fue descalificado porque se entendía que no lo había podido escribir un chaval tan joven.

El tigre nos narra la caza de un gigantesco felino huido por las estepas de San Petesburgo y el viaje de un joven en su busca por la suntuosa recompensa que se ofrece.

El viaje del héroe en busca del tigre en tan pocas páginas convierte a El tigre en una delicia de lectura. El autor puede sentir el frío y el miedo ante la lucha contra lo desconocido; situar el relato en la zona rural de Siberia, en un territorio que tiene para nosotros tanto de místico y fantástico como cualquier relato mágico, hace que la lectura se torne misteriosa, intrigante, sugerente. El tigre destila sofisticación. Por esto podríamos enmarcar esta lectura en la línea del primer libro del autor, Los últimos días de nuestros padres, una maravillosa novela sobre la guerra y la juventud.

El tigre se publica en un formato especial: en tapa dura con ilustraciones obra de David de las Heras, que evocan ese estilo vanguardista ruso; un detalle que hace que la edición de Alfaguara sea todo un objeto de colección para los amantes del autor. Aunque su lectura no nos lleve más de una hora, El tigre es una muestra de alta literatura, la ocasión de ver cómo un joven autor despunta hasta alcanzar algunos de los más prestigiosos premios en su país y el éxito internacional con su segunda novela. Además, la traducción de El tigre es un mejor trabajo de lo que pudimos ver en La verdad sobre el caso Harry Quebert, una traducción bastante más mediocre y que desmerecía un poco el conjunto final.

Quizás la perspectiva de leer un solo relato, por mucha edición especial e ilustrada que sea, cuando el libro como objeto solo levanta setenta páginas del suelo, dé más pereza al lector moderno, acostumbrado a los imponentes libros de ochocientas páginas. Un libro para que dure todo el año, y una vez terminado no se recuerda el principio. La lectura debería ser tan intensa como leer El tigre: una experiencia breve e intensa; una tarde que queramos recostarnos en el sillón y dejarnos llevar por otros mundos, otras formas, otros momentos. En esto Joël Dicker es un demiurgo; un autor con todas las letras, que explora como poco la fina línea que separa la rápida y efectiva literatura best seller con el gusto por la palabra escrita; por la evocación y el misticismo del buen escritor.

Con la lectura de El tigre me he cerciorado de algo que ya sospechaba: Joël Dicker es un autor con peso, voz y discurso, signifique eso lo que signifique, y una carrera a tener en cuenta en sus andanzas literarias.


El tigre

El tigre
Autor: Joël Dicker
Editorial: Alfaguara
Páginas: 64
Comprar

 

Valora la calidad de este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...

Sobre el autor

Francisco Miguel Espinosa

Francisco Miguel Espinosa

de madre suiza y adoptado por Madrid, es autor de las novelas Encerrado (Lektu), XXI (Ediciones B), Cabeza de Ciervo (Dolmen Editorial) Infernorama (Dolmen Editorial) y Reyes del Cielo (Dolmen Editorial). Ha publicado relatos en antologías tales como Una utopía, por favor (Salto de Página), Retrofuturismos (Nevsky Prospects), Ignota (Palabras de Agua) y The Best of Spanish Steampunk (Marian & James Womack Edition). Combina su creación literaria con la labor periodística en El Pais, Zona Negativa y Ambito Cultural, además de en el sector videojuegos como lead writer en Bytecore y de profesor en Hotel Kafka.

Escribe tu comentario

Send this to a friend