Críticas

“Lejos de todo”, de Rafa Cervera.

Daniel Baudot
Escrito por Daniel Baudot

En la primavera de 1976 David Bowie descubre Valencia como quien advierte un lunar escondido en un recóndito rincón de su piel. Sumido en su propio caos, se refugia en el Turia y la Plaza de la Virgen, en la Torre del Micalet, la Lonja y el Mercado Central junto con Coco (Corinne Schwab) y Jimmy, más conocido por los mortales como Iggy Pop, el padrino del punk.

En el verano de 1977, un adolescente descubre a Cala Cervera como quien ve crecer una flor en la aridez de una llanura reseca. Aficionado a la música rock, entabla amistad con su hermano, El Regónzer, y recorre las playas de El Saler alejándose del horizonte.

Así transcurren las dos historias en paralelo que componen Lejos de todo (Jekyll & Jill, 2017), la novela debut del crítico y periodista musical Rafa Cervera (Valencia, 1963) cuyas ilustraciones de portada y contra están a cargo de la artista Roberta Marrero (Gran Canaria, 1972).

Cervera construye dos prismas que muestran lo que es estar lejos de todo desde dos perspectivas diferentes. En una esquina del escenario, la del rockstar adicto a la cocaína, un icono que siempre se encuentra inmerso en la parafernalia que le rodea. Que no para nunca de moverse, de agitarse, de componer y drogarse. En definitiva, de alguien que nunca está solo. Entre el público, un adolescente que está demasiado solo, crecido en las playas de El Saler y alejado de la ciudad. Uno necesita estar lejos, el otro necesita acercarse. Uno se refugia y el otro rompe la crisálida. El primer relato termina una etapa y el segundo comienza una distinta.

David Bowie quiere que el mundo se aleje de él, brillar igual que el resto de mediocres estrellas que pueblan en cielo de la ciudad de Valencia. El “narrador sin nombre” ni siquiera sabe lo que es el brillo, y el cielo es el que se acerca a él para explicárselo, transmutándose en la calidez que otorga una relación humana.

Valencia aparece en escena como la ciudad donde nadie reconoce a David Bowie. Bueno, quizás alguien sí lo reconozca. En 1976/77 es una urbe pequeña a la que nada llega. Y lo que llega tarda demasiado tiempo en marcharse. Un lugar de tranquilidad y rumor de olas entre los callejones del casco histórico.

Ambos protagonistas son adolescentes descubriendo las posibilidades del mundo. En el caso de Bowie, la calma que puede brindarle lo que le rodea, y en el caso del – físicamente– adolescente, la obsesión cuya existencia ignoraba: Cala Cervera. La muchacha que solo tiene que “estar ahí”. Y la extraña amistad sin demasiado sentido que caracteriza el verano de ese año.

Rafa Cervera escribe una historia humanizante y humana, una ficción cuyas partes, como el mar y la orilla, están destinadas a unirse sin remedio. Un retrato de los momentos de los que se nutre la existencia humana. La que nos hace mostrarnos u ocultarnos según las circunstancias. Alejarnos o acercarnos. Una novela que puede encontrarse lejos de muchas cosas, pero no lejos de ser un ejemplo de que la buena literatura es música. Y suena a temazo mientras alguien la escuche.


Lejos de todo

Lejos de todo
Autor: Rafa Cervera
Editorial: Jekyll & Jill
Comprar

 

Valora la calidad de este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...

Sobre el autor

Daniel Baudot

Daniel Baudot

(Madrid, 1992). Estudió Filosofía en la UAM y un Máster en Escritura Creativa en Hotel Kafka. Se ha formado también en corrección y elaboración de informes de lectura. Ha publicado en antologías de concursos literarios tanto de microrrelato como de relato y su poesía ha aparecido en varios medios impresos y online.

Escribe tu comentario