Críticas

“Cómo ser Bill Murray”, de Gavin Edwards.

Muchos recordamos de nuestra infancia (o nuestra adolescencia en según qué casos) la mítica Cazafantasmas. En mi caso, marcó los primeros años de mi vida con un toque de humor infantil, de fascinación ante lo nuevo y de saber reírse de un tema muy serio. Gran parte del peso de la cinta recae sobre los hombros de ese caradura chabacano al que interpretaba Bill Murray.

Lo que pocos sabíamos es que en el personaje hay mucho de la persona.

Cómo ser Bill Murray, a medio camino entre el ensayo y el libro de anécdotas, pretende acercarnos a la peculiar filosofía del actor a través del testimonio de personas que “sufrieron” las situaciones más rocambolescas a sus manos. La más conocida, quizás, es aquella en que Murray se acerca a personas que comen en un restaurante de comida rápida y les roba una patata frita; se la lleva a la boca, se la come y dice: “Nadie os creerá”.

A medida que avanzamos en la lectura, descubrimos a un personaje que parece haber descubierto el secreto de la vida: divertirse. Lo que más en serio parece tomarse Bill Murray en su vida es a no tomarse la vida demasiado enserio. Una enseñanza que se desgrana en los diez mandamientos de Murray, que sirven como hoja de ruta para una lectura un tanto caótica y llena de saltos temporales. Un poco como debe de ser la vida de la estrella.

Pocos hubiéramos imaginado que un libro de anécdotas sobre una estrella de cine podría ser tan divertido, pero ciertamente lo es. Con una narrativa ligera y llena de soltura y un poco de mala leche se compone una amalgama de situaciones absurdas que podrían estar sacadas de un guión teatral, de esos que gustan las comedias de situación. Pero no, estamos ante una vida real.

La gracia de su lectura radica en visionar las películas de Murray tras su lectura. Es entonces cuando podremos (o creeremos) apreciar cosas que antes se nos escapaban. Solo tras haber leído que gran parte de los diálogos y las bromas estaban siempre improvisadas; o que nunca se sabía si Murray llegaría a tiempo para el rodaje. O que antes de rodar tal escena, Murray se fue a casa de un tipo a ver su increíble colección de discos. No deja de ser algo que todos sabemos, en teoría, que la vida son dos días, pero que pocos aplicamos. Bill Murray se convierte en personaje de estudio porque parece dispuesto a vivir la vida como pocos. El autor hace un exhaustivo trabajo de búsqueda, de documentación, de unir piezas y rumores para traernos una suerte de biografía a través de los hechos; una crónica de todo lo incorrecto y reprochable, pero aun así divertido e inocente, que puede emprender la cabeza loca del actor. Además de una lista de todas sus cintas con comentarios y anécdotas.

Una lectura completa y compleja, pero sencilla y divertida al mismo tiempo. Un libro que tiene mucho de autoayuda, mucho de biografía, mucho de divertida comedia de situación y una pizca de realismo. Uno de esos libros que alegran la vida con su lectura.


Cómo ser Bill Murray

Cómo ser Bill Murray
Autor: Gavin Edwards
Editorial: Blackie Books
Páginas: 312
Comprar

 

Sobre el autor

Francisco Miguel Espinosa

Francisco Miguel Espinosa

de madre suiza y adoptado por Madrid, es autor de las novelas Encerrado (Lektu), XXI (Ediciones B), Cabeza de Ciervo (Dolmen Editorial) Infernorama (Dolmen Editorial) y Reyes del Cielo (Dolmen Editorial). Ha publicado relatos en antologías tales como Una utopía, por favor (Salto de Página), Retrofuturismos (Nevsky Prospects), Ignota (Palabras de Agua) y The Best of Spanish Steampunk (Marian & James Womack Edition). Combina su creación literaria con la labor periodística en El Pais, Zona Negativa y Ambito Cultural, además de en el sector videojuegos como lead writer en Bytecore y de profesor en Hotel Kafka.

Escribe tu comentario