Noticias

Eduardo Arroyo: mucho más que un pintor

Eduardo Arroyo en El Corte Inglés de Callao, Pintura-Painting

Eduardo Arroyo ha fallecido este domingo en Madrid a la edad de 81 años. Triunfó como pintor fuera de nuestras fronteras desde su juventud, tras mostrarse como una de las figuras más relevantes de la Figuración Narrativa. Pero su capacidad creativa fue mucho más allá.

El crítico de arte Fernando Castro-Flórez señala lo que fue con precisión:

En realidad, era mucho más que un pintor: dibujante extraordinario, narrador excepcional, ensayista de un vigor increíble, experto en boxeo, cartelista de ingenio total, creador de algunas escenografías teatrales verdaderamente imponentes.

Y cabría añadir algunas ocupaciones más: litógrafo, grabador, escultor e ilustrador.

Sus últimas actividades: libros, ilustraciones y exposiciones

La última exposición sobre su obra permanece abierta en Segovia, incluida en el programa de artes plásticas del Hay Festival, con más de medio centenar de esculturas, obras gráficas, libros, fotografías y proyecciones de sus escenografías. Se abrió recientemente y se ha convertido en una excelente ocasión de rendirle homenaje y de revisar su trayectoria.

El origen de su capacidad para profundizar en la realidad, más allá de sus máscaras, posiblemente esté en su especial relación con la literatura:

Cuando a finales de los 50 me fui a París, mi intención era ser escritor. Y aún hoy paso más tiempo leyendo, o en librerías, que yendo a los museos. He hecho el Ulises Ilustrado de Julián Ríos, tres libros de Juan Goytisolo, y luego la Biblia.

Precisamente el último gran proyecto de Arroyo, estaba consagrado a la literatura: ha contribuido con un total de 300 ilustraciones a la edición del «Ulises» de James Joyce en Galaxia Gutenberg, un proyecto de Joan Tarrida. Es una tarea que inició en los años 90 y que por una cuestión de derechos no había sido posible abordar hasta ahora. En breve llegará a las librerías.

Apenas unos meses antes nos había dejado la reedición de uno de sus mejores libros: Panamá Al Brown. Una vida de boxeador, editado por Fórcola. La vida de un “Quijote negro”, de un personaje que le marcó y que protagonizó varias de sus pinturas.

Su relación con Ámbito Cultural de El Corte Inglés

En 2013 reconocíamos su labor como pintor, escritor y grabador, con un premio conjuntamente otorgado por ABC Cultural y Ámbito Cultural.

EL AÑO 2007 SE CELEBRÓ PINTURA-PAINTING, PROMOVIDO POR ÁMBITO CULTURAL DE  EL CORTE INGLÉS
CONTANDO CON LA PARTICIPACIÓN DE EDUARDO ARROYO SU INTERVENCIÓN SE UBICÓ EN LA FACHADA DEL EDIFICIO DE LA PLAZA DEL CALLAO
 
Arroyo escribió:
Los espectadores de mi óleo renuevan su mirada contemplando intensamente a lo que pudiera ser una obra de Fernand Léger. Con las gafas puestas se hunden en lo más profundo de la realidad del arte.La lona me interesa porque ofrece a los paseantes un arte de quita y pon, una puesta en escena de gran tamaño que no estorba el entorno “natural” de la ciudad.
Eduardo Arroyo, noviembre de 2006

Alfonso de la Torre, que comisariaba esta acción señaló lo siguiente:

‘La adecuada composición realizada por Arroyo sobre el complejo chaflán facetado de la plaza del Callao, habla de la habitual sabiduría de este artista por los espacios públicos. No en vano es uno de nuestros artistas que mejor se desenvuelve en el mundo de la creación de los espacios operísticos. Recuérdense los decorados de este artista para “Desde la casa de los muertos” (2005) o “Boris Godunov” y “Doctor Faust” (ambas en 2006).

Dicho lo anterior, tampoco es extraño el entusiasmo con el que Arroyo acogió nuestra propuesta “de quita y pon”. Lo entendió siempre como “una puesta en escena de gran tamaño”.’

IN MEMORIAM
_

Arroyo y la figuración narrativa

Aunque apuntaba a periodista y aterrizó a finales de los años 50 en París, pronto se vio atraído por el arte que le daría la mayor fama, la plástica. Siendo muy joven aparece como una de las figuras más relevantes en el marco de lo que se bautizó como Figuration Narrative (Figuración Narrativa). En la capital francesa triunfaba el informalismo, inspirado por los grandes expresionistas abstractos americanos, algo que no cuadraba con sus ideas estéticas y sobre el arte, mientras al tiempo emergía con un brío imparable la cultura audiovisual (cine, cómic, video arte, pop up, neorrealismo) y sucedían acontecimientos con gran calado social (la guerra de Argelia o la guerra de Vietnam entre otras).

En verano de 1964 Arroyo forma parte del primer gran hito público de la Figuración Narrativa: la exposición Mythologies quotidiennes, junto con otros 33 artistas, entre los que se encontraban Berthelot, Bertini, Fahlström, Klasen, Monory, Rancillac, Recalcati, SaulTélémaque. Colocan en el centro de su arte a la sociedad contemporánea y a sus imágenes y se caracterizan por la diversidad de sus países de origen.

Queriéndose alejar de la frialdad que percibían en el Pop Art, dan un paso más allá entiendo la pintura como un movimiento de transformación social, que se evidencia en las obras que preparan en 1965 para la decimosexta edición del Salon de la Jeune Peinture, en la que Arroyo está acompañado de Emile Aillaud, Henri Cueco, Antonio Recalcati y Gérard Tisserand, una puesta en escena que deja clarísima su oposición a dos iconos artísticos de la época: Marcel Duchamp y Joan Miró. Vivre et laisser mourir ou la fin tragique de Marcel Duchamp, obra de Arroyo, Aillaud y Recalcati es un auténtico manifiesto pictórico. Actualmente puede verse en la sala 428 del Reina Sofía de Madrid.

El catálogo de Gérald Gassiot-Talabot deja claros los componentes de este tipo de pintura:

  1. Narración anecdótica, en estilo continuo o en escenas sucesivas, explícitas o no explícitas.
  2. La figuración evolutiva, por mutación y metamorfosis de personajes u objetos, por indicación de movimiento y dirección.
  3. La narración por yuxtaposición de planos temporales en la misma composición.
  4. La narración por retratos o escenas particionadas, de la cual el políptico, devuelta en honor por ciertos artistas, es solo una variante.

Arroyo, que ha sido y fue uno de los pintores con más calado intelectual tanto en el París de los años 60 como en la España de la transición y de la posttransición, había dejado claro su posicionamiento contra las dictaduras fascistas del siglo XX. Durante la Tercera Bienal de París, celebrada en el Museo de Arte Moderno, en 1963, en una muestra colectiva contra el totalitarismo titulada L’Abattoir (El matadero), Arroyo cuelga allí Los cuatro dictadores, obra alusiva a Franco, Salazar, Hitler y Mussolini.

El Gobierno español le retiró el Pasaporte y prohibió las que iban a ser sus primeras exposiciones en España. Condenado de facto al exilio, Arroyo obtuvo un amplio reconocimiento en Francia e Italia, mientras era ignorado en su país de origen durante más de tres lustros.

Premios y galardones recibidos por Eduardo Arroyo

  • Premio Nacional de Artes Plásticas (1982).
  • Premio Tomás Francisco Prieto (1993).
  • Caballero de las Artes y de las Letras de la República Francesa.
  • Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes (2000).
  • Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural de El Corte Inglés (2013).

Panamá al brown: Una vida de boxeador (Tapa blanda)

Panamá al brown: Una vida de boxeador (Tapa blanda)
Autor: Eduardo Arroyo
Editorial: Fórcola
Páginas: 328
Comprar

 

Valora la calidad de este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...

Sobre el autor

José Antonio Redondo

José Antonio Redondo ha desarrollado su actividad profesional entre los ámbitos de Internet, la formación y la cultura. Es cofundador de Hotel Kafka. Ha trabajado más de 20 años en el campo del eLearning como consultor y directivo y lleva más de 22 liderando proyectos en el ámbito digital y escribiendo libros y manuales sobre estas materias y sobre management. Actualmente es director de estrategia digital e infraestructura web de IMF Business School; siendo también director de ambitocultural.es, la web de cultura de El Corte Inglés. Fue vocal desde su fundación de la Comisión de Innovación y Nuevas Tecnologías de CEIM (Confederación de Empresarial de Madrid - CEOE) y de la Comisión de eLearning de la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI). Es autor también de varios libros, artículos y manuales relacionados con la gestión de calidad en empresas de servicios, Internet y comercio electrónico. Tras estudiar Ciencias Químicas y Matemáticas en la UCM, se especializó en dirección de empresas y en gestión de producción y tecnología en la Universidad Politécnica de Madrid así como en todos los aspectos relacionados con Internet. Cursó Piano en la Escuela de Música Creativa y es Máster en Creación Literaria por la Escuela de Letras de Madrid.

Escribe tu comentario

Send this to a friend