26
Jul
“DEL EGO AL AMOR”, por ESPERANZA SANTOS.
19:30
26-07-17

Una definición del ego es la identificación y apego a una imagen errónea o falsa de uno
mismo. Por ejemplo, si me identifico con un rol profesional y lo convierto en la base de
mi autoestima, estoy cometiendo un error ya que es obvio que yo no soy el rol.
El rol es lo que hago, pero no lo que soy. Lo que soy está siempre presente y el rol
puede dejar de existir, en cualquier momento. Soy un ser espiritual, lleno de cualidades
y valores, con capacidad de discernir y decidir. Mis verdaderos tesoros están en el
interior.

Sin embargo, debido a que nos hemos desconectado de nuestra esencia, buscamos
esas cualidades en elementos externos. Queremos obtener la paz, la estabilidad y el
amor desde el exterior.

La fórmula del ego siempre: “Según lo que sucede, así me siento”. Vivir en un mundo
de deseos y expectativas, bajo la ilusión de que las circunstancias me van a traer la
anhelada paz y felicidad… algún día.

La fórmula espiritual y correcta del amor es: “Yo soy responsable de crear mis
sentimientos y mi estado de consciencia y a partir de ahí, trato con las situaciones de la
vida”. El amor incondicional no puede dirigirse ni controlarse. Uno puede ser amor pero
no puede entregarlo. En el momento en que lo diriges a una persona o se lo quitas a
otra impones una condición sobre él. El ego y el apego intervienen cuando decidimos a
dónde debe ir.

Para liberarnos del ego, primero tenemos que identificar claramente su presencia y
dejar de alimentar las actitudes y patrones de pensamientos que surgen de esa
consciencia limitada.

Esperanza Santos es profesora de Meditación Raja Yoga y Pensamiento Positivo  y coordinadora de Brahma Kumaris en Andalucía).

Cargando mapa