Noticias

Fallece Juan Goytisolo

El domingo 4 de junio Juan Goytisolo falleció en su casa de Marrakech. Fue por casuas naturales, aunque su salud estaba deteriorada desde el pasado mes de marzo, cuando sufrió un ictus que se añadió a una anterior fractura del fémur. El mediano de los hermanos Goytisolo (José Agustín y Luis) es probablemente el que más influyó en la literatura de nuestro país. Premio Nacional, Juan Rulfo y Cervantes, el autor barcelonés nos deja un legado de más de treinta obras, entre novelas, ensayos, libros de viajes, de relato o memorias.

Juan Goytisolo ha sido enterrado en el cementerio español de Larache, en una colina orientada hacia el Atlántico y rodeado de las sencillas lápidas de antiguos soldados españoles. También reposan allí los restos mortales del escritor francés Jean Genet desde 1986. No es coincidencia, ya que Juan y Jean compartían un pasado desde que se conocieran en París en 1955, en casa de Monique Lange, que fue durante un tiempo la esposa de Juan Goytisolo y siempre su amiga.

El autor vivió en Marrakech desde el año 1996, momento en el que quiso alejarse de la pompa y exposición literaria de una España que le dolía, aunque siempre llevó muy dentro su idioma. En la ciudad marroquí Goytisolo caminaba muchas tardes hasta el viejo palacio real para ver a las cigüeñas y recordaba que él mismo había hecho vida de ave migratoria: «Salí de España camino de París en 1956 y no he vuelto a pasar en la Península más de dos meses seguidos».

En 1966 Juan Goytisolo publicó Señas de identidad, posiblemente su novela más reconocida. En España estuvo prohibida hasta la muerte de Franco, y posteriormente pasó a convertirse en bandera de una generación: «Con ella empieza mi obra adulta», decía un Goytisolo que tenía 35 años cuando la publicó y que era ya autor de novelas tradicionales y realistas más que dignas, pero que no le convencían tanto: «Señas nace de la insatisfacción respecto a mi propio trabajo. Con los primeros libros había cumplido con mi deber de ciudadano, pero no con mi deber de escritor, devolver a la literatura algo distinto de lo que recibiste. Sin la idea de novedad no hay obra verdadera, y yo no había roto con el canon literario».

A Juan Goytisolo lo recordaremos por ella y por otras obras como Paisaje después de la batalla o Juan sin tierra, pero también, en palabras de Pere Gimferrer, por «su enorme labor de agitador cultural y, cuando correspondía, político también (…), así como por su valentía, su generosidad y una rarísima fidelidad a los amigos».


Sobre el autor

Redacción de Ámbito Cultural

Redacción de Ámbito Cultural

Escribe tu comentario