Críticas

“La acusación”, de Bandi.

Carmen Herrera
Escrito por Carmen Herrera

En El mago de Oz aprendimos que todo buen fraude requiere de un gran misterio a su alrededor para que la gente, temerosa de lo desconocido, no se atreva a desmontarlo. Con Corea del Norte pasa más o menos lo mismo, aunque sus consecuencias son mucho peores para los norcoreanos que para los habitantes de Pequeñilandia (Munchkinland para los puristas). Al menos eso es lo que intuimos desde Occidente, donde cada vez es más frecuente ver en las noticias las pruebas armamentísticas que el ufano King Jong-un se empeña en desplegar a lo largo y ancho del Pacífico.

En efecto, poco se sabe de esta dictadura salvo que parece una amenaza para el resto del mundo y que lo es, sin duda alguna, para sus ciudadanos. Así lo dejan ver los ocho relatos de La acusación (Libros del Asteroide, 2017), escritos clandestinamente por un autor norcoreano que aún permanece en el país y que por esta razón oculta su identidad bajo el pseudónimo Bandi.

Los personajes de sus relatos son personas que, como cualquiera de nosotros, viven tambaleándose entre el miedo al poder y el alivio que da esperar un futuro mejor. La diferencia entre unos y otros es la magnificación de la falta de control y la incertidumbre sobre la propia vida, auspiciadas por un gobierno paranoico dispuesto a destruir a cada ciudadano por la circunstancia más irrelevante. Bandi los presenta con sobriedad y armonía, estilo que contrasta de forma drástica con las historias que narra, pues estas destacan por el desgarro y la impotencia que se impone a los personajes en su día a día.

Aunque en todos sus relatos es crítico con el régimen y con quienes se aprovechan de su posición en el sistema (no faltan, como en cualquier gobierno, quienes aprovechan para hacer negocio y chantajear a sus vecinos), Bandi sabe plantear numerosos puntos de vista para que los pocos relatos que ha conseguido que salgan a la luz compongan un panorama amplio sobre la vida en Corea del Norte. Así, la visión hacia sus conciudadanos es compasiva, aun comprensiva, incluso para aquellos de sus protagonistas que son afines y obedientes al Partido Único, y que ni por esas se libran del hostigamiento preventivo/ejemplarizante, como en los relatos La ciudad del fantasma, Vida del caballo Tesoro o El escenario. Por el contrario, en los relatos La fuga del norte, Tan cerca, tan lejos, La capital del infierno y La seta roja los protagonistas son enemigos del gobierno, aunque lo sorprendente y catártico de su lectura es comprobar la facilidad con la que se puede caer en desgracia y convertirse en un paria durante generaciones.

Además, el autor incorpora con acierto elementos de la tradición norcoreana, como seres mitológicos o festividades, así como la mirada oriental, que se relaciona con la naturaleza e interpreta sus elementos con una sensibilidad diferente a la occidental.

Otro de los puntos fuertes del libro es que está ordenado de manera que la información de un relato sirve para entender los siguientes, pues a pinceladas va explicando cómo se organizan los sistemas gubernamentales que detentan el poder y de los sistemas civiles que vigilan, amenazan y delatan. Asimismo, las notas de la edición española son suficientes y acertadas a la hora de contextualizar algunos aspectos que podrían pasar desapercibido para los lectores poco habituados a leer a autores orientales o no estén muy familiarizados con la historia norcoreana.

De Bandi poco se sabe, excepto que fue escritor oficial del Departamento de Propaganda y de Agitación durante mucho tiempo, y que su anonimato es necesario por su bien y el de toda su descendencia. El manuscrito de los ocho relatos que conforman el libro consiguieron cruzar la frontera con Corea del Sur ocultos en libros oficiales del régimen. Toda una apuesta de activistas surcoreanos que arriesgaron su vida por recuperar un texto del que no sabían nada, salvo lo que les contó la familia de Bandi, a la que habían ayudado a salir del país como refugiada política. En los breves apéndices se cuenta con más detalle y emoción todo el proceso, tan significativos como los propios relatos del país de donde proceden.


La acusación

La acusación
Autor: Bandi
Editorial: Libros del Asteroide
Comprar

 

Sobre el autor

Carmen Herrera

Carmen Herrera

Escribe tu comentario