Críticas

“Róndola”, de Sofía Rhei.

Reseñamos la novela de Sofía Rhei que supone la evolución de un género anquilosado al que va siendo hora de ir quitándole las telarañas.

No sé por qué será, pero da gusto reírse de los cuentos de hadas. Supongo que en esta época en que ya no nos creemos ni a Disney, tenemos que destruir sistemáticamente todas nuestras decepciones infantiles. De esta manera, que tiemblen los Grimm y tiemble James Barrie, que ya no caemos en esas trampas. La autora Sofía Rhei, que tiene un gusto exquisito para echar por tierra según qué dogmas, se atreve en este cuento de hadas a darle el protagonismo a las princesas, a ridiculizar a los caballeros andantes y a hablar de sexo sin tapujos. Estamos ante una deliciosa mezcla de Shrek y Juego de Tronos que nos mete en un mundo redondo lleno de sinsentidos y que no queremos abandonar.

La premisa de Róndola parte de una princesa que pasa lustros, aunque en esta novela los números siempre redondean a 11, en una academia de costura con otras princesas de los reinos mágicos que componen este curioso mundo. De esta manera, nuestra protagonista humana es la más insulsa de cuantas princesas se afanan en coser, pues tenemos espectros, vampiros, seres hechos de puro fuego, ogros que se transforman a placer y demás personajes que parecen sacados de la Fantasía de Michael Ende. Por otro lado, los caballeros andantes han decidido dejarse de líos y, en lugar de salir en búsqueda de aventuras, se dedican a girar una gran ruleta que les dice qué tienen que hacer. Y dos caballeros, un joven lleno de espíritu pero sin experiencia, y un viejo lleno de experiencia pero sin ganas de nada, unirán fuerzas para acometer la más difícil de cuantas tareas ha otorgado la ruleta.

Partiendo de estas bases fantásticas y de una premisa tan curiosa, Sofía Rhei dota a su novela de humor y drama a partes iguales. No estamos ante una parodia, vaya eso por delante, sino ante la evolución de un género anquilosado al que va siendo hora de ir quitándole las telarañas. Y lo hace una autora, hablando de personajes femeninos que no son ni las princesas indefensas que tienen que ser rescatadas de las fauces de un dragón ni las aguerridas y sanguinarias reinas y jinetes de dragones que conquistan tierras y hacen lo que les da la gana. Son señoritas de alta cuna enfrentadas al peligro y a la decepción de un mundo que las obliga a crecer y sacarse las castañas del fuego. Son personajes femeninos veraces, no aspiracionales, y esto hay que agradecérselo tanto a su autora. Por otro lado, si debemos hablar de sexo, y con esta novela habremos de hacerlo, que nadie sonría y se acuerde de las escenas subidas de tono en Juego de Tronos o similares. Aquí la autora decide no solo no cortarse un pelo y ser todo lo descriptiva que le apetezca, sino además hablarnos de un sexo incómodo, el sexo que sucede de forma furtiva, en la soledad de una alcoba y en la soledad del campo, el sexo entre mujeres y entre hombres, a veces juntos, a veces por separado, con menos glamour que urgencia y más pasión que sofisticación.

En lo que a novela de aventuras se refiere, las hay, claro. Ante todo Róndola es una novela de fantasía épica, y como tal tiene mucho de inocencia infantil y de humor fino, sin caer en lo chabacano, en la caricatura del género. La referencia más clara es La historia interminable, quizás pasada por un filtro algo más adulto, absolutamente contemporáneo y definitivamente femenino. Pero sin dejar de conservar ese gusto por las escenas de acción, por los artefactos mágicos, la fascinación por un mundo original y lleno de vida y lo agradable de una lectura fresca, sencilla y rica en su lenguaje. Las más de seiscientas páginas de que consta el libro se pasan en un suspiro y nos dejan con ganas de más. Quizás los lectores más puristas no quieran reconocer estos cambios en los paradigmas propios de la fantasía épica, pero esta novela viene a demostrar que esos cambios ya  están ocurriendo, que el pensamiento de nuestra época ha terminado por contagiar esas santas páginas, ¡y menos mal! Quizás gracias a novelas como Róndola por fin podamos dejar de medirnos con la sombra de Tolkien, cuyo mérito jamás será olvidado, y podamos avanzar y regenerar un género que de tan medievales que eran sus escenarios, medievales parecían también muchos de sus autores y lectores.


Róndola

Róndola
Autor: Sofía Rhei
Editorial: Minotauro
Páginas: 608
Comprar

 

Sobre el autor

Francisco Miguel Espinosa

Francisco Miguel Espinosa

de madre suiza y adoptado por Madrid, es autor de las novelas Encerrado (Lektu), XXI (Ediciones B), Cabeza de Ciervo (Dolmen Editorial) Infernorama (Dolmen Editorial) y Reyes del Cielo (Dolmen Editorial). Ha publicado relatos en antologías tales como Una utopía, por favor (Salto de Página), Retrofuturismos (Nevsky Prospects), Ignota (Palabras de Agua) y The Best of Spanish Steampunk (Marian & James Womack Edition). Combina su creación literaria con la labor periodística en El Pais, Zona Negativa y Ambito Cultural, además de en el sector videojuegos como lead writer en Bytecore y de profesor en Hotel Kafka.

Escribe tu comentario