Críticas

“Rumbo al Mar Blanco”, de Malcolm Lowry.

Carmen Herrera
Escrito por Carmen Herrera

Si Malcolm Lowry no hubiera dado por perdido el manuscrito de Rumbo al Mar Blanco en uno de los incendios más inoportunos de la literatura, quizá en la actualidad no hablaríamos de la emblemática Bajo el volcán como su obra maestra.

Por suerte, este otoño la editorial Malpaso nos ha sorprendido con la publicación en español de esta novela póstuma (muy póstuma, si tenemos en cuenta que hace nada menos que sesenta años que Lowry murió ahogado en su propio vómito tras una más que probable mala noche). La recuperación de esta novela no ha sido posible hasta que así lo ha considerado oportuno Jan Gabrial, la primera esposa del autor, dueña de una copia en papel carbón del original.

Rumbo al Mar Blanco es una novela de iniciación protagonizada por el noruego Sigbjorn Tarnmoor, cuya vida de estudiante en Cambridge es tan acomodada y aburrida como cabría esperar. Huérfano de madre desde muy pequeño, uno de sus mayores deseos es regresar a Noruega y convertirse en escritor famoso.

El joven Tarnmoor se siente falto de experiencias y supone que el trabajo en alta mar es una fuente inagotable de historias, como para él demuestra la obra de Herman Melville, el autor de Moby Dick, quien es citado y homenajeado numerosas veces en la novela. De hecho, Tarnmoor ya se había embarcado una vez anteriormente, aunque no había obtenido un gran resultado de aquellos meses, más que la idea para una novela que no tardó en descubrir que ya había sido escrita, sin mucho éxito, por un compatriota noruego (esta trama autobiográfica está inspirada por un viaje que hizo el propio Lowry como fogonero para conocer al escritor Nordhal Grieg). Lo que no espera este estudiante ávido de aventuras son los reveses que el destino –Lowry– le tiene preparado para las pocas semanas que transcurren en la historia.

Aunque es una novela inconclusa, en Rumbo al Mar Blanco se halla perfectamente desarrollado el estilo de Lowry, caracterizado por la obsesión, el exceso y la meticulosidad de sus tramas y escritura. Al igual que en Bajo el volcán, en el texto los elementos naturales ejercen un efecto magnético sobre sus protagonistas: si en la aventura mexicana de Lowry el volcán Popocatépetl servía como salvavidas, desahogo y perdición de Geoffrey Firmin, del mismo modo servirá al joven Tarnmoor el oleaje del mar Blanco.


Rumbo al Mar Blanco

Rumbo al Mar Blanco
Autor: Malcolm Lowry
Editorial: Malpaso
Páginas: 352
Comprar

 

Sobre el autor

Carmen Herrera

Carmen Herrera

Escribe tu comentario