LdeLirica Videoteca de eventos

Así fue: #LDeLírica Ada Salas y Mariano Peyrou. No duerme el animal

#LdeLírica: Ada Salas y Mariano Peyrou

Dos poetas fundamentales para entender la poesía actual. Celebramos que este ciclo conducido por Gonzalo Escarpa llega a 40 eventos conversando sobre poesía, vida, tiempo, mundo y lenguaje.

Publicada por Ámbito Cultural en Lunes, 8 de junio de 2020

«Todo poema dice esto es un poema, entre otras cosas»

No hay hipérbole, no exageramos si decimos la verdad: 40 eventos dedicados a #LDeLírica ya, y para este aniversario se nos ha unido público desde todos los rincones. Saludos desde California, Valencia, Huelva, Cádiz, Bruselas…  Gonzalo Escarpa lo celebra con dos invitados de lujo, dos expertos en poética: Ada Salas y Mariano Peyrou. Reflexiones, temáticas, lenguajes… pero primero, la voz.

Comenzamos escuchando poemas del libro Limbo y otros poemas (Pre-Textos, 2013) de Ada. Elige aquellos que tienen que ver más con la escritura poética;

Ahora desaprendes la trampa

del lenguaje.

            Lo que dice

tu cuerpo no tiene

boca.                         (Chanson du désir, II)

 

Mariano nos lee fragmentos del libro Posibilidades en la sombra (Pre-Textos, 2019), un poema largo que nos invita a hacernos preguntas importantes:

 

El miedo es el estado líquido del / dolor, como una herida es el estado sólido / del miedo, y no sé si duele más la / verdad o la belleza.

 

Y ahora sí, ahora empieza Gonzalo a disparar esos dardos desde la orilla que late en la palabra. «Vuestra búsqueda se junta en que vuestro tema del poema es el poema», a lo que Ada responde que pensar sobre el lenguaje en poesía le ayuda, «es una especie de brújula, poesía y pensamiento van de la mano». Para Mariano hay dos maneras de escribir sobre poesía: una a través del ensayo, y otra siempre que se escribe un poema, ya que inevitablemente habla de la propia escritura, o de una poética, «todo poema dice esto es un poema, entre otras cosas». Peyrou asegura que hay muchos poetas a los que no les gustan las poéticas, el problema viene cuando piensan que tiene que tener una verdad única y eterna». Y es que las poéticas están vivas y cambian, asegura Ada, «cuando hablo de poesía me pongo a temblar, creo que tiene que ver con una sensación de estar desprotegida, es un terreno de incertidumbres y una reflexión complicada y dolorosa».

 

Sobre esta experiencia tan compleja para Ada, Mariano tiene una teoría: «creo que el lugar desde el que uno se coloca para escribir poesía es muy poco racional, mientras que cuando escribes una poética, aflora lo racional… creo que la dificultad de Ada viene de querer ubicarse en los dos sitios a la vez». Ada asiente emocionada desde su casa en esta charla privilegiada «creo que quiero convertir en un lenguaje racional e inteligente algo que no lo es». La cacereña lanza auténticos elogios al último libro de Mariano, Tensión y sentido (Taurus 2020), un ensayo donde vuelca su manera de sentir el hecho poético. Él asegura que todo ensayo y todo poema también es una poética, no se puede no tomar posición.

 

A Ada se la ha introducido dentro de la poesía del silencio, como Valente. Su obsesión es que un poema mejora “por resta”. Sus alumnos se llaman a sí mismos “los escuetos”, en esta herencia de Ada de concentrarse en lo que sobra. Nos cuenta que Gabriela Mistral decía «escribir es muy fácil, lo difícil es no escribir».

 

Por su parte, Mariano, no confía en su propia mirada sobre su propia producción, «es demasiado variable y caótica… por eso, lo sano, es no darle nombre».

 

Gonzalo nos ha traído esta tarde un juego de identidades, de posibilidades, de miradas infinitas con estos dos grandes del género. Nos despedimos con la musicalidad que lleva la personalidad de cada uno. Mariano es saxofonista y Ada lleva el matrimonio de la música, la pintura y la poesía en las venas.

Que viaje la música del pensamiento hasta la riqueza de los escenarios opuestos y que vuelvan siempre estos dos invitados de excepción.

¿En qué consiste el ciclo “LdeLírica”?

#LDeLírica es una iniciativa impulsada por El Corte Inglés en Twitter e Instagram, con el objetivo de fomentar la creación y la difusión del género poético. Inició su andadura el 18 de enero de 2016 como #LunesDeLírica y que se extendió, desde el 24 de septiembre de 2018, a la sala de Ámbito Cultural de Madrid (séptima planta del centro comercial de Callao).

La despedida del fin de semana, el regreso a la rutina de los días laborables, y algunas inquietantes estadísticas, han dado fama de oscuro y triste a este día consagrado a nuestro blanco satélite. Los remedios habituales contra la depresión como el Prozac o la psicoterapia aún no han llegado a paliar esta sensación. La palabra y la poesía sin embargo sí que pueden hacer del lunes un día más apacible y amable, así como hacernos encontrarnos con la diversidad de artistas y poemas que habitan nuestras ciudades, en este caso, Madrid.

Madrid es una ciudad en la que la poesía es capital. Cada año surgen nuevas iniciativas, editoriales, festivales, autores y espacios que configuran un espacio vivo y fértil, una república poética que se expande constantemente. Como sabía Lorca, la poesía no quiere adeptos, sino amantes. Y estos, a día de hoy, no sólo aumentan y defienden con energía la palabra, sino que se organizan, colaboran y comparten, dando lugar a grupos de afinidad que trabajan incansablemente.

LdeLírica trazó en su primera temporada una red de colaboración, de entrega y de sentido. 16 lecturas poéticas después (gracias, Juan Carlos Mestre, Luisa Castro, Javier Ruibal, Ana Rossetti, Andrés Neuman, Poesía o Barbarie, Genoma Poético, gracias siempre a los que forman parte de esta tropa poética), tras el cierre de la primera temporada y la celebración del I Premio Nacional de Poesía Viva #LdeLírica, continúa ahora su segunda temporada.

Escribe tu comentario

Send this to a friend