Noticias

“Chico y Rita” al son de Bebo Valdés

Chico y Rita
Ángela Medina
Escrito por Ángela Medina

Todo el mundo recuerda a Sam, a su piano y a su “You must remember this”, pero no todo el mundo recuerda, e incluso no saben, que Rick e Ilsa incumplieron una promesa en París. A veces pasa, incluso a las mejores películas. De pronto una canción sobrevive al guante de Gilda o a la lluvia sobre Gene Kelly y lo que los guionistas quisieron contarnos deja de tener importancia.

El cine, desde que nació, lo sabe. De ahí sus grandes musicales y todas esas películas de animación que subieron al escenario del Teatro Kodak al cantante de turno para recoger su Oscar. Pero muy pocas veces – muy, muy pocas veces- surge una banda sonora que llega a deslindarse por completo de la película para la que fue creada y empieza a andar en solitario, sin necesidad de recrear ninguna imagen.

No sabemos qué tenía Fernando Trueba en la cabeza salvo que necesitaba una gran música para suChico y Rita, así que sentó al piano a Bebo Valdés y empezó a escribir partes de su guion siguiendo la melodía que el cubano iba creando. El álbum se cerró con 30 temas en los que colaboraron Idania Valdés, Freddy Cole o Jimmy Heath, entre otros, e inundó de notas los dibujos con los que Mariscal ilustró aquel mágico momento en el que el jazz nacía y los cubanos se empapaban de él.

Y entonces llegó el momento de la separación. Chico y Rita se metió en las salas oscuras y comenzó a viajar para recoger premios y celebrar nominaciones, sin que los jurados prestasen demasiada atención a una banda sonora que había empezado a calar en el público. Digamos que Chico dejó que Rita triunfara en los grandes escenarios mientras él siguió tocando en las salas más pequeñas. O digamos, por no trastocar el guion de Trueba, que un jurado nunca daría un premio a una banda sonora que no es tal. Porque lo que Bebo Valdés creó no era un conjunto de canciones para una película, sino el mejor disco de jazz latino de las últimas décadas.

Hasta quince estilos musicales se cuentan entre las teclas del piano de Bebo Valdés. Una portentosa colección de temas míticos de Consuelo Velasquez, Álvaro Carrillo o Leonard Bernstein a los que el nonagenario ha sumado sus nuevas composiciones, y que viajan desde la Habana hasta Nueva York al ritmo de jazz, bebop, blues, habanera, guagancó y bolero. Todo un lujo para los finos oídos de los amantes del jazz y la música afrocubana.

Así que bye bye academias de cine. La música de Chico y Ritaescapa de la gran pantalla e incluso del año en la que fue creada. Seguirá sonando sin que tenga que tocarla Chico y sin ver los ojos de Rita. Es un artefacto portentoso capaz de colocarse en las primeras posiciones de las listas de ventas y con una sensibilidad que extiende sus dedos hacia la inmortalidad.

¿Sabría Trueba que entre los fotogramas de su película se encontraba un disco tan excepcional? ¿Que, además de conseguir plasmar su sincero homenaje a esta música, teniendo la delicadeza de no crear una simple recopilación de grandes éxitos de los años 40 y 50, estaba devolviendo a la vida al jazz latino fuera de su redil ilustrado? En su intento de rozar la perfección en 94 minutos, acabó dándole alas a una banda sonora que se disfruta de maravilla con los ojos cerrados.Yes que a la música siempre se le quedó pequeña la gran pantalla.


B.S.O. Chico & Rita (Edición de Lujo)

B.S.O. Chico & Rita (Edición de Lujo)
Artista: Varios
Sello: Legacy
Comprar

Valora la calidad de este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Loading...

Sobre el autor

Ángela Medina

Ángela Medina

(Cádiz, 1981) es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, máster en Escritura Creativa y máster en Edición Profesional de Libros. Trabaja en varios proyectos relacionados con la creatividad: es copywriter online para diversas agencias y estudios de publicidad, profesora en Hotel Kafka, colaboradora en Ámbito Cultural y editora en 120 Pies. Es autora de las novelas Pañales y cerveza (Demipage, 2011) y En frío (Ediciones La Palma, 2015), y del libro 742 ideas para escribir (Kitsune Books, 2016).

Escribe tu comentario

Send this to a friend