Videoteca de eventos

Así fue: “Abre El Prado, Vuelve el Arte”: una conversación con Miguel Falomir

«La contemplación en directo de la obra de arte es irremplazable»

87 días desde aquel parón que llevó al cierre de una de las pinacotecas más importantes del mundo, pero sin cerrar del todo sus puertas. El Museo del Prado nos ha estado acompañado durante todos estos días extraños: #PradoContigo, para poder seguir buceando por dentro y no separarnos del todo de esta belleza. Pero ha llegado el momento de “volver”, ha llegado el momento del «reencuentro del Museo con su público, nos han sido muy fieles a través de las redes, pero se necesitaba ya un Museo en vena», nos asegura Miguel Falomir, Director del Museo del Prado.

José Ángel Usero, del equipo de Comunicación Corporativa de El Corte Inglés (quien colabora con el Prado) charla con Falomir en este encuentro cargado de ilusión y pasión por el arte. ¿Qué nos encontraremos realmente en esta nueva visita? Se ha reabierto una quinta parte del Museo y para ello ha cobrado protagonismo el verbo “destilar” la colección. Falomir nos asegura que son todos los que están pero, lógicamente, no están todos los que son. El resultado son 250 obras, de las cuales, 190 han sido cambiadas de sitio para la ocasión. Hay bastantes guiños a sus orígenes, en un montaje inédito que recuerda la manera en que debieron de presentarse hace 200 años las primeras obras, cuando la institución se inauguró. Diálogos nuevos, antiguos inquilinos con nuevos invitados, de modo que ahora las todopoderosas Meninas deben ceder parte de su protagonismo a  Las hilanderas Los borrachos. Conversaciones pictóricas mil veces pensadas en libros y en conferencias, que ahora se materializan en las paredes del Museo: el Saturno de Rubens y el Saturno de Goya juntos.

Mascarillas, alfombras desinfectantes, control de temperatura, un recorrido unidireccional con todas las colecciones representadas y un comienzo en la puerta alta de Goya, junto a un Carlos V que se enfrenta sin armadura al Furor. Da igual la “forma”, los maestros clásicos están  ahí de nuevo y el  público ha acudido a su encuentro. Es una lástima que el delicado estado del Jardín de las Delicias haya impedido su traslado hasta aquí, pero son muchos los nuevos ambientes creados en  este nuevo circuito. A Falomir le ha impresionado «la suerte de retablo obtenido, con una dignidad y un tratamiento impactante, de los bufones de Velázquez junto a Las Meninas». Asegura que la respuesta es emocionante, las entradas se agotan todos los días y a la gente, en las galerías, se le escapan las lágrimas emotivamente.

La cultura ha acompañado durante toda la pandemia y la actividad del Prado on line ha tenido una impresionante respuesta por parte de millones de usuarios de todos los rincones. Pero, ¿el Museo virtual ha venido para quedarse?, cuestiona Usero. La realidad es que nadie sabe cómo van a ser los museos en el futuro. Lo que tiene claro Falomir es que hay un punto de no retorno, y lo virtual servirá de acicate, «pero sigo creyendo que la contemplación en directo de la obra de arte es irreemplazable, como el teatro o la ópera».

La apuesta museológica actual también tendrá un recorrido económico complicado. Han sido siete millones las pérdidas a día de hoy y la situación es preocupante porque la financiación depende mayoritariamente de los ingresos que genera. Con un 65% de visitantes turistas extranjeros, habrá que ver cómo se digiere todo esto. Pondremos todo nuestro discurso expositivo en modo optimista, y pensemos que, esta cultura tan importante, que nos ha acompañado durante todo el confinamiento, tiene que seguir vibrando cuando retomemos esa normalidad.

Está claro que el Prado tiene un potencial extraordinario, y así nos los ha transmitido su Director con sincero entusiasmo. Un Museo con una personalidad absolutamente distinta a los demás, un alma colectiva.

Es la hora de aprovechar este escenario inédito con nuevos relatos artísticos hasta el 13 de septiembre.

Sobre el autor

Mila Valcárcel

Mila Valcárcel

Milagros Valcárcel es coordinadora de la sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Callao.

Escribe tu comentario

Send this to a friend