Videoteca de eventos

Así fue:“La Voz Cantante” Palabra de Música, con Javier Álvarez y Alba Molina

«La vida es hoy»

 

«Aliméntate de los nervios», le dijeron un día a Javier Álvarez antes de una actuación. Y es que, nuestro cantautor de referencia y coordinador de este ciclo, no puede evitar ese pequeño temblor artístico antes de dar la bienvenida a su invitada: Alba Molina. Arranca Javier, como ya va siendo costumbre, con un recuerdo nostálgico, el momento en el que se conocieron. Al parecer, en una entrevista en el programa de Canal Sur “1001 Noches”, hace ya unos años.  Aunque tiene que reconocer, que el nexo realmente importante entre él y esta sevillana heredera de una estirpe de artistas es su hermano, Jero Álvarez. Con él tiene una relación profesional y una química absoluta.

 

Y suena la voz de Javier desde su casa cantándole a Alba una canción de Jorge Drexler: «Hazme un lugar en tu almohada /Junto a tu pecho me calmaré / Hazme un lugar en tu almohada / Para que duermas te cantaré…», una auténtica joya que interpretó hace veinte años en su segundo disco. Sigue tirando del hilo Javier, con esa sensibilidad y empatía con la que entrevista siempre y surge la pregunta, a colación de su tema “Todo es de color”, «¿De qué color es Alba Molina?». Sin dudarlo, azul noche. De este azul, así sin quererlo, recuerdan a Antonia “La Negra”, cantaora y bailaora, abuela de Alba. «Ela es de color entera… aunque ya no esté, sigo hablando de ella así, en presente… no conoceré en mi vida a alguien como mi abuela».

 

Hija de Lole Montoya y Manuel Molina, aunque beberá de ese arte flamenco muy jovencita, admite que, al ser hija única, ha tenido mucha imaginación siempre para jugar sola… «tener mis preferencias por querer ser peluquera… para después, con quince añitos, interesarme por la psicología». Con apenas catorce, obtiene el título de Miss Elegancia. Asegura que en aspectos de moda, le gusta lo sencillo, aunque «me encanta combinarlo a veces con lo hortera… para eso sirven los años, para disfrazarse». Y es que como bien afirman los dos, “menos es más”. Nos cuenta que la música y la poesía de su padre tiene eso de certero, tiene la suerte de decir mucho con muy poco. Alba nunca se ha cuestionado ser hija de esa brutal y reconocida pareja artística, para ella es normal, pero sí admite que, con el paso de los años, te vas dando cuenta del peso que tienen en el mundo del espectáculo.

 

La charla entre Javier y Alba es una mezcla de reconocimiento, admiración, azar y cariño. Van saliendo temas como la pasiónde ambos por el cine, en concreto por Quentin Tarantino. El cine de este director ha tenido oído para la música española y la canción de la pareja gitana Lole y Manuel acompañó a Uma Thurman en “Kill Bill II”.

 

Antes de darnos una auténtica “exclusiva”, Javier y Alba hacen una parada en el disco Para Lole y Manuel (2019), ese auténtico tributo a sus progenitores. Admite que no se lo pensó dos veces a la hora de excarvar un poquito en esas raíces flamencas: «sólo lo puedes llevar a cabo con un poco de locura… lo pensé y lo hice». Nos cuenta que fue una sensación como de nebulosa, con nervios, angustia y ganas al mismo tiempo.

 

Alba presume de hacer lo que le sale en el momento, de no sentirse en la necesidad de definirse, de no soportar el peso del apellido. Y ahora viene la “noticia” paratodo nuestro público: «tengo disco nuevo, estoy terminando de grabar las canciones y estoy súper ilusionada con este trabajo que he producido yo». Adora a todos los músicos con los que colabora: tiene una canciónde Alejandro Sanz, otra de Fran Cortés (el hijo de Chiquetete), otra de Jairo de Remache… y va a meter una versión de Antonio Vega.

 

Alba es una todoterreno, un ciclón auténtico. Belleza, sencillez, generosidad… Ha sido pedirle una canción, y allí que se ha arrancado a capela para todos nosotros. Lo suyo es no pensarse las cosas. A veces tiene todo el tiempo del mundo y en otras ocasiones, no tiene ni un segundo. Es extremadamente sensible, y puede estar arriba del todo y a continuación descender hasta el bajón absoluto. Pero lo que sí tiene en cuenta es que «la vida es hoy», y ese río interior que lleva, en este momento de crisis sanitaria que estamos viviendo, la ha llevado a pararse y ver realmente lo que improta de cada día.

 

A Javier se le iluminan los ojos hablando con Alba… pero ha llegado el momento de despedirse, y nuestro anfritrión coge su guitarra y le regala a Alba, y a todos nosotros, una pequeña estrofa de ese famoso título que interpretó, hace unos añitos, Alba con Navajita Plateá: «Noches de bohemia y de ilusión/yo no me doy a la razón/Tú cómo te olvidaste de eso…».

 

Sobre el autor

Mila Valcárcel

Mila Valcárcel

Milagros Valcárcel es coordinadora de la sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Callao.

Escribe tu comentario

Send this to a friend