LdeLirica Videoteca de eventos

Así fue: “We all love Lope de Vega” Taller de poesía #LDeLírica

«Que el soneto nos tome por sorpresa»

 

Asegura Gonzalo Escarpa que si el patrón de los poetas es San Juan de la Cruz, su monaguillo era Lope de Vega. Decir Lope de Vega es garantía de éxito en el siglo XVII y en el XXI. Y es que, de hecho, en la época se acuñó esa expresión, «de Lope», para confirmar que algo era “de calidad”. Este grandísimo fue de los que traspasó las fronteras, de ahí el “I Lope you” con el que arrancamos este Taller repleto de público internauta. El castigo sin venganza fue la primera obra de un extranjero que se representó en la mismísima casa de Shakespeare, el Globe Theatre.

 

Se le atribuyen 3000 sonetos, 3 novelas, 4 novelas cortas… y ¡1800 comedias! Fue tan prolífico que se le acusó de tener discípulos que escribieran por él. Pero no es posible, porque viendo su correspondencia epistolar y el vínculo absoluto entre vida y obra, era poco probable que alguien más pudiera acceder a esos datos biográficos tan de primera mano.

 

Era conocido en su época por “Félix de los ingenios”, “Maestro de naturaleza”… y hoy habría tenido millones de seguidores en redes. Era una auténtica marca de seguridad. Al igual que con las mujeres. Gonzalo nos va salpicando con todos estos detalles para que nos demos cuenta de la ligazón tan fuerte entre toda su obra y todo lo que vivió. Y sin dudarlo, nos recomienda una estupenda biografía: Lope: el verso y la vida, de Antonio Sánchez Jiménez.

 

Mirada traviesa y bigote altivo, según las imágenes que vamos viendo en pantalla. Nacido en Coruña, hijo de un bordador, será un poeta muy precoz: a los 5 años ya leía en castellano y ¡en latín! Fue alumno y discípulo de Vicente Espinel (con quien nace la décima). La vida de Lope será de fortuna cambiante, aunque se puede decir que será el primer escritor profesional en lengua castllana que llegará a vivir de su trabajo sin tener mecenas. Aunque hay que matizar que por aquella época, los derechos de autor brillaban por su ausencia, consiguió, al menos, el derecho a la corrección de su propia obra. Inevitablemente, la vida de Lope se mide por sus parejas; sus amoríos fueron completa fuente de inspiración para sus textos. Acabó siendo clérigo y se casó tres veces. Gonzalo nos cuenta el descabellado recuento que ha llegado a encontrar de amantes e hijos de Lope. Uno de sus grandes amores será Elena Osorio. Ella era hija de un empresario teatral y eso provocó que Lope entrara en contacto directo con la venta de sus obras.

 

Entre tanta vida agitada y lances amorosos, Gonzalo nos va recitando los poemas que ha rescatado para este Taller. No se trata de los ya conocidos, sino de otros más curiosos que demuestran ese ritmo, elegancia y rigor que le caracterizó. Y aquí dejamos constancia:

 

A Madrid al partir hacia el destierro a Valencia

Soneto 142

Hermosa Babilonia, en que he nacido

para fábula tuya tantos años,

sepultura de propios y de extraños,

centro apacible, dulce y patrio nido;

 

[…]

 

Durante su estancia en Valencia, vive una etapa feliz y en sus obras, comienza a romper las unidades de acción de la época. Sus personajes van a viajar. Será el creador de la nueva comedia barroca, cambia auténticamente la forma de hacer teatro. Estas nuevas teorías las validarán los actores rusos.

 

Son muchos los esenarios biográficos que podríamos recorrer junto a Lope. Gonzalo nos los dosifica con la justa medida. En cuanto a la relación con Cervantes, serán vecinos en el Barrio de las Letras, y si bien alguna vez fueron amigos, inlcuso se admiraron mutuamente, a partir de 1602, los celos hacen que se enemisten.

 

Lope llegará al final de sus días pensando que ha tenido una vida de pecador. Cambia de tono y se puede ver una técnica mucho más depurada:

 

¡Oh engaño de los hombres, vida breve,
loca ambición al aire vago asida!,
pues el que más se acerca a la partida,
más confiado de quedar se atreve.

 

¡Oh, flor al hielo, oh rama al viento leve,
lejos del tronco!, si en llamarte vida
tú misma estás diciendo, que eres ida,
¿qué vanidad tu pensamiento mueve?

Dos partes tu mortal sujeto encierra:
una, que te derriba al bajo suelo,
y otra, que de la tierra te destierra.

Tú juzga de las dos el mejor celo:
si el cuerpo quiere ser tierra en la tierra,
el alma quiere ser cielo en el cielo.

 

Muere Lope, y todo Madrid se echa literalmente a la calle. No sorprende, pues, que cuando el Fénix se apaga, el 27 de agosto de 1635, se celebran tres honras fúnebres a lo largo de nueve días.

 

Pero lejos de despedirnos con coronas fúnebres, Gonzalo tiene preparado un vídeo increíble del cantautor Jorge Drexler: “Que el soneto nos tome por sorpresa”, tema que compuso para Lope, el biopic sobre el poeta y dramaturgo español.

 

Y de los sonetos… al ¡micro abierto! A parti de hoy, estos Talleres tendrán un marcado final de recital. Tres son los poetas que hoy se estrenan recitándonos desde sus casas. Condición requerida, que sean participantes de nuetro II Premio Nacional de Poesía Viva #LDeLírica.

Sobre el autor

Mila Valcárcel

Mila Valcárcel

Milagros Valcárcel es coordinadora de la sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Callao.

Escribe tu comentario

Send this to a friend