Noticias

“Resilientes” de Fernando Jiménez, nueva exposición online CVAC/Ámbito

El arte joven no para

Expone: Fernando Jiménez, ganador del XX Premio Nacional de Pintura de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos y Ámbito Cultural de El Corte Inglés.

Hasta el 6 de junio.
Organizan: Ámbito Cultural – El Corte Inglés, Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, Universitat de Valencia – Centre Documentació d’Art Valencià Contemporani (CDAVC)

Visita la Exposición Virtual en PeopleArtFactory

En el desarrollo de las muestras, la plataforma People Art Factory ofrece una experiencia inmersiva, ya que el espacio real queda reflejado en la navegación. Se incluyen incluso referencias con las que poder comparar tamaños. Además, al deslizar el ratón por las obras, se muestran las cartelas con información detallada e incorporan, en el caso de estas exposiciones, un folleto que a modo de hoja de sala acompaña al visitante virtual.

Fernando Jiménez  es un artista nacido en Cullera en 1976, realizó sus estudios de Bellas Artes en la Facultad de Bellas Artes de San Carlos la Universitat Politècnica de València.

El arte de la resiliencia

Vivimos en la era del consumismo, donde lo importante no es conservar los objetos, sino renovarlos constantemente. Una época dominada por la incertidumbre, en la que todo es cambiante y efímero: lo que el filósofo y sociólogo Zygmunt Bauman denominó “modernidad líquida”. Esto no ocurre únicamente con lo material, Bauman también apreció una transformación en otros ámbitos. Los vínculos emocionales, por ejemplo, se han convertido en una sucesión de episodios con principio y fin, relaciones de usar y tirar que denotan cierto egoísmo y un miedo al compromiso no tan presente en generaciones pasadas. La contradicción es una cons-tante en nuestra sociedad, pues queremos una vida sin ataduras, pero al mismo tiempo, estamos cada vez más encadenados a las apariencias, a cumplir con las expectativas que se nos imponen o que nos autoimponemos nosotros mismos.

En contraposición a estos valores de nuestros días, Fernando Jiménez, licenciado en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia y ganador del XX Premio Nacional de Pintura de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, se remon-ta al siglo XV japonés. Allí se popularizaba en esos momentos el kintsugi o kintsukuroi (en japonés “carpintería de oro”), una técnica artesanal de restauración consistente en la reparación de objetos cerámicos fragmentados mediante la unión de cada uno de los pedazos con barniz espolvoreado de oro. El resultado son cerámicas que mantienen su forma y funcionalidad original, pero que han adquirido una nueva estética acorde a la filosofía wabi-sabi, de forma que las grietas visibles y potenciadas por el dorado evocarían la belleza de lo imperfecto y de lo desgastado por el paso del tiempo. Mientras que en la contemporaneidad del mundo líquido optamos por desechar aquello que aparentemente ya no nos sirve, el pensamiento tradicional oriental apuesta por darle una segunda vida. Esta idea, extrapolada a un plano psicológico, deriva en el concepto de resiliencia, definida como la capacidad para hacer frente a los problemas y sobreponerse a ellos y que, también fusionada con el kintsugi, ha sido fuente de inspiración para otros artistas, como las escultoras Paige Bradley o Billie Bond, cuya producción converge en la tendencia a poner de relieve las cicatrices del pasado.

Estas cicatrices se convierten en la obra de Fernando Jiménez en pan de cobre, plata u oro que el artista utiliza para resaltar las roturas de los objetos que recrea. Ya no se trata solo de cerámica, como ocurría en Japón, sino de toda clase de artículos, especialmente figuras que nos retrotraen a la Antigüedad clásica, comprados en rastros y mercadillos y que, después, son fotografiados y llevados al lienzo en forma de pintura, generalmente con técnicas mixtas. El resultado son imágenes de gran formato, con interesantes entramados compositivos en los que confluyen dife-rentes universos: lo oriental y lo occidental junto con lo pictórico y lo escultórico. Para ello, el artista hace uso de un lenguaje ex-presivo propio, caracterizado por dar importancia a las texturas y los relieves producidos por la propia materia, gracias a recursos diversos como empastes y restos secos de pintura dejados en el soporte no por casualidad. Todo esto, unido a los fondos lisos de color negro intenso, presentes en la totalidad de la serie, provoca que las figuras queden envueltas en una atmósfera que nos obliga a fijar la mirada en lo sustancial, sin dejar lugar a distracción alguna.

Con Resilientes, Fernando Jiménez se aleja del academicismo de sus primeros trabajos y ahonda en el estudio del retrato psicológico y la morfopsicología. De modo similar, aunque con diferente intencionalidad a lo que ya hicieran durante siglos fisiognomistas como Lavater, o Géricault en su serie de retratos a enfermos mentales, el artista explora los caracteres y rasgos que pueden llegar a definir la personalidad.2 Esta investigación le permite lograr retratos de gran profundidad, que van más allá de lo meramente estético y que se posicionan en un lugar que podríamos considerar más cercano al naturalismo que al realismo.

En definitiva, la contemplación de este conjunto de obras, producto del trabajo del artista desde 2018, nos hará reflexionar acerca de nuestra manera de anteponernos a las turbulencias de la vida. Nos dará pie a adentrarnos en nuestros recuerdos y ver cómo cada uno de los obstáculos superados, a pesar haber dejado en nosotros marcas imborrables, en la mayoría de los casos trae consigo un aprendizaje que nos servirá para afrontar las adversidades que inexorablemente vendrán o ya han venido

 

Con la colaboración de Zara Fernández de Moya: organizadora de los ciclos de Ámbito Cultural Mirar con Ellas y Mirar con Ellos,  directora de proyectos, comisaria y responsable de comunicación de la Asociación Cultural del Mediterráneo Occidental (MED-OCC) www.med-occ.org

Actualmente, es la comisaria de la exposición itinerante Miradas Paralelas. Irán-España: Fotógrafas en el espejo, www.miradasparalelas.com, inaugurada en 2016 en el Centro Cultural Conde Duque. Con una larga itinerancia, la muestra ha pasado por la Silk Road Gallery de Teherán, la Fundación Tres Culturas de Sevilla, El Museo Barjola de Gijón, El Centro García Lorca de Granada, El Festival de Mujeres de Segovia, el King Juan Carlos Center de Nueva York y la Fundación Vila Casas de Barcelona.

Ha sido directora de la exposición Yusur-Puentes: Paisaje y arquitectura en Marruecos y España, así como comisaria del proyecto de artes visuales para representar el arte español contemporáneo en la Primera Bienal de Casablanca tras su paso por la Residencia de artistas de Ifitry (Essaouira). En el marco de Damasco como Capital Cultural del Mundo Árabe, coordinó la Exposición Ilham de Damasco y se ocupó de la comunicación en la exposición Nur-Luz en el arte y la ciencia del mundo islámico de la Fundación Focus Abengoa de Sevilla y  en el proyecto Journey to Andalucía, organizado por Casa Árabe, Crossway Foundation de Londres y Art Jameel.


Valora la calidad de este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...

Escribe tu comentario

Send this to a friend