Videoteca de eventos

Así fue “El filandón” con Luis Mateo Díez, José María Merino y Juan Pedro Aparicio

El filandón al calor de… la pantalla del dispositivo

 

Filandón, hilandera, calecho, serano… dependiendo de la zona de la provincia leonesa donde nos encontremos, recibirá uno u otro nombre. Da igual el término elegido, lo importante es que esta tradición se ha recuperado y hoy tenemos el lujo de formar parte de una de esas reuniones con tres creadores y contadores de historias de categoría: Luis Mateo Díez, José María Merino y Juan Pedro Aparicio.

En los inviernos leoneses, cuando la nieve cerraba los caminos y aislaba las poblaciones rurales, al final del día se reunían los vecinos, repartidos ante el fuego de diversos hogares, y se contaban historias de todo tipo mientras las mujeres hilaban y los hombres arreglaban utensilios laborales. Esta tarde, cambiamos el frío por una temperatura bastante estival, y la lumbre, por el calor de las pantallas de nuestros dispositivos, pero todos vamos a quedar cautivados por la brillantez de estos tres grandes de las letras leonesas.

Esta ronda la inicia Juan Pedro, ambientando con un poquito más de drama y misterio la propia definición de filandón. Y comienza a vestir estas veladas con la «dura orografía de la zona, con esa nieve más alta que un hombre, sin poder salir, al calor de la lumbre en las mejores casas del pueblo». Tras unas pequeñas pinceladas sobre la creación de este «filandón postmoderno» que los ha hecho famosos a los tres en lugares tan dispares como Londres, Cartagena de Indias, Nueva York y el Bronx de aquella ciudad… llega el filandón en internet. Ahora sí que queda universalizada esta tradición.

Es el momento casi de cerrar los ojos e imaginar una ventana de montañas nevadas y relajarse con esos chasquidos que produce la madera al quemarse. Los cuentos se van sucediendo en el orden establecidos por ellos. Escucharles es una auténtica delicia. Toda la carga emocional que conlleva la oralidad se transmite incluso a través de estas “pantallas vivas”. Y es que este folclore literario tiene una sustancia universal increíble.

Una perrita, un forastero, el ecosistema, una mosca, croquetas… argumentos amorosos, temas incluso para este confinamiento, relatos hipocondríacos… Hasta hemos tenido la suerte de escuchar cuentos inéditos a los que se les ha ido cambiando el título sobre la marcha. Sueños que se han convertido en relatos, como el “Cine Ariadna”, de Luis Mateo Díez o… historias, que por una especie de “censura” anecdótica, han  arrancado las risas de más de uno de nuestros espectadores, como la que cuenta casi al terminar Juan Pedro Aparicio. Dice que, un día, narrando uno de estos “microrrelatos” con este comienzo: «Era inmune a la picadura de las avispas hasta que se enamoró de una de ellas», la censura de una joven que lo tachó de machista hizo que modificara el relato derivando en esto: «Era inmune a la picadura de los obispos, hasta que se enamoró de uno de ellos». Ingenio, diversión, auténtica destreza la de estos tres escritores.

No se puede pedir más para esta reunión de gala. Tres ases de la literatura, tres catedráticos “on line” narrando historias para toda la red. Parece que ni ellos ni nosotros queremos que este encuentro tenga un final… lo ideal serían tres finales y un espejismo, para que este buen sabor de boca nos dure mucho tiempo.

Sobre el autor

Mila Valcárcel

Mila Valcárcel

Milagros Valcárcel es coordinadora de la sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Callao.

Escribe tu comentario

Send this to a friend