Críticas

“El estado natural de las cosas”, de Alejandro Morellón

el entorno natural de las cosas
Almudena Sánchez
Escrito por Almudena Sánchez

En uno de sus 88 sueños, Juan Eduardo Cirlot escribe: “Tengo enfermedades incurables”.

Esta evocación de Cirlot, me hace pensar en el nuevo libro de relatos de Alejandro Morellón, El estado natural de las cosas,que acaba de publicar la editorial Caballo de Troya y que es un libro fantasmal y provocador. Sus personajes sufren dolencias extrañas que no desaparecen. Quizá el libro de Morellón oscile entre esos dos temas: el malestar incurable y la elasticidad del dolor.

El estado natural de las cosas empieza con un huracán y termina en un cementerio. No es un libro amable. El narrador lo anuncia desde la primera página, en la que leemos: “Siempre he disfrutado de la violencia de lo cotidiano: por ejemplo, la de un vaso que se rompe en la oscuridad”. Este inicio contundente nos prepara para todo lo que vamos a encontrar a continuación: una mujer que se ríe y no se para de reír, aunque los vecinos la denuncien (“pero en este país es legal reírse”), un hombre que decide vender su mano izquierda por 15.000 euros, otro hombre que se cae del revés y se queda pegado al techo, (“pertenezco a los vacíos del techo y a nadie más (…). Soy el hombre de arriba y esto me ofrece, ahora que me doy cuenta, la oportunidad de ser espectador de mi propia vida”).

Precisamente, este relato del hombre que vive en el techo y que da título al libro (El estado natural de las cosas) es el que yo destacaría por encima de todos sus cuentos. Es el más ambicioso, en cuanto a profundidad y a extensión (tiene 75 páginas. ¿Es una nouvelle o un cuento? El debate está servido) y me recuerda a La metamorfosis de Kafka.

Un día, hace varios años, fui a una charla en la que el escritor Juan Aparicio Belmonte hizo una lectura muy interesante de la gran obra de Kafka: “¿Qué pasa cuando un familiar tiene la peor enfermedad posible?”. Lanzó esa pregunta al aire, como si tal cosa, y nos dejó a todos los asistentes pensando. Bien, pues creo que Morellón consigue que nos sintamos dentro de ese estado de inquietud, alargando la tensión, el ritmo de la narración y mantiene un pacto de verosimilitud muy coherente con el lector, que roza la locura y el absurdo con bastante maestría. Morellón escribe francamente bien, todo hay que decirlo. Y tiene treinta años.

Los siete cuentos que integran el volumen son algo fantásticos. Hay un matiz de irrealidad que los envuelve, pero no creo que se pueda encasillar a Morellón en ninguna categoría. El estado natural de las cosas habla de la realidad, de nuestras relaciones de pareja, de la crisis social que estamos viviendo día a día y lo hace con una sinceridad y un arrojo remarcables. De esta forma lo explica: “Tengo ochenta y cuatro años y piedras en el riñón, y reuma, y esclerosis múltiple, y tengo gota en el pie, y no puedo comer pan, ni azúcar, ni sal, sufro de hipertensión y tengo los triglicéridos altos, y la mayoría de las veces no consigo llegar al baño a tiempo. Así que no me joda con los buenos días”.

En fin; un libro de planteamientos radicales que merece la pena.


Alejandro Morellón

En la actualidad reside en Palma de Mallorca (Baleares). Una vez acabado el bachillerato humanístico no sabe cómo continuar sus pasos. La música y el cine también le seducen, pero de forma más lejana que la literatura. Entre 2007 y 2009 gana varios certámenes de relatos y saborea un poco la aceptación del público. Luego es seleccionado para formar parte de la novena promoción de la Fundación Antonio Gala, donde se emplea en la escritura de una novela.

El estado natural de las cosas

El estado natural de las cosas
Autor: Alejandro Morellón
Editorial: Caballo de Troya
Páginas: 144
Comprar

 

Valora la calidad de este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Loading...

Sobre el autor

Almudena Sánchez

Almudena Sánchez

(Palma de Mallorca, 1985) es licenciada en periodismo. Colabora habitualmente en medios culturales realizando reseñas y entrevistas. En 2013, fue seleccionada en Bajo treinta. Antología de nueva narrativa española. (Salto de Página). La acústica de los iglús (Caballo de Troya, 2016) es su primer libro.

Escribe tu comentario

Send this to a friend