Entrevistas Te recomendamos

Gervasio Posadas: “Toda la existencia de Zaharoff… es una auténtica novela de aventuras”

Gervasio Posadas acaba de publicar El mercader de la muerte, su última novela. Con este motivo le hacemos algunas preguntas, desde la distancia que nos marca el COVID 19 pero con la esperanza de un próximo encuentro, este mismo miércoles a las 19.30, que celebraremos con él desde los perfiles de redes sociales de Ámbito Cultural en compañía de Lorenzo Silva.

Vuelves a la ficción histórica. Esta vez con Basil Zaharoff, una persona que se movió en territorios bastante oscuros y que ya estaba casi olvidado. ¿Cómo tienes noticia de este personaje y por qué lo eliges?

En mi infancia era un fan irredento de Tintin y, después de muchos años sin hacerlo, volví a releer por casualidad una de sus aventuras, La oreja rota. Allí me encontré con Basil Bazaroff, un despiadado traficante de armas que vende armas a la republica de San Theodoros y a Nuevo Rico, dos países en conflicto. Intuí que se trataba de un personaje real y cuando empecé a buscar en internet me encontré con uno de esos personajes que siempre me han gustado, las figuras olvidadas que tienen una gran trascendencia en los hechos históricos de su época. Por si fuera poco, toda la existencia de Zaharoff -desde su nacimiento en una familia pobre en Constantinopla, hasta su muerte cargado de millones en Montecarlo- es una auténtica novela de aventuras.

¿Tienen algo en común Pepe Ortega y Gervasio Posadas?

He intentado que Pepe Ortega sea un tipo común con el que el lector pueda identificarse por lo que inevitablemente tiene algunos rasgos míos. Pepe es curioso, pragmático, impulsivo, pero a la vez indeciso: una persona normal envuelta en circunstancias excepcionales.

En tu novela se citan varios libros, jugando un rol narrativo. Suponemos que leíste muchos otros para documentar la novela. ¿Cuáles están dentro de tu narración y cuáles fuera y por qué?

En una novela histórica es necesario documentarse a fondo sobre los personajes a tratar, la situación política del momento, el lugar donde se desarrolla la acción, las costumbres de la época, pero hay que tener siempre muy presente que no se está escribiendo un tratado de historia. Para que la trama de ficción funcione hay que ser implacable al elegir la información relevante y ser capaz de dar pinceladas de ambientación que ayuden al lector a situarse sin apabullarle a datos que entorpezcan el hilo argumental. En el caso de esta novela, la vida de Basil Zaharoff es muy larga y llena de episodios fascinantes, pero he elegido aquellos que mejor representan su personalidad. Ha sido un proceso de reescritura complicado porque he tenido que dejar fuera más de cien páginas que ya había escrito.

Una famosa metralleta, submarinos, casinos… ¿cómo definiríais tu historia? ¿una novela histórica, un thriller, una novela de espías?

Siempre resulta complicado etiquetar lo que uno escribe. Inicialmente iba a ser una novela histórica, pero creo que ha acabado por convertirse en algo que podríamos llamar thriller histórico de espionaje.

¿Cuál fue la relación de Zaharoff con España?

Aunque su nombre no aparezca en nuestros libros de historia, Zaharoff tuvo una relación muy intensa con nuestro país. Gracias a sus negocios en España acumuló los primeros millones y continuó recibiendo dividendos de sus ventas de armamento hasta su muerte. El episodio más celebre de sus actuaciones aquí fueron las maniobras contra Isaac Peral y su submarino. Primero intentó comprarle la patente, pero tras comprobar que Peral quería que su invento solo fuera utilizado por la armada española, Zaharoff trató de copiar la tecnología y más tarde saboteó ¡hasta en nueve veces! las pruebas de idoneidad del submarino. Finalmente, y gracias a la ayuda de distintos políticos, el traficante de armas consiguió que se diera carpetazo a un proyecto que habría dado una gran ventaja a nuestra armada en esos momentos.
Gran parte de la influencia en los círculos de poder que tuvo Zaharoff en España se la debe a su amante española, Pilar de Muguiro, Marquesa de Marchena y casada con un primo de Alfonso XII. Gracias a ella creó en Eibar una de las fábricas de armas más importantes de Europa y fue uno de los fundadores de La Naval de Bilbao.

Qué motivos llevan a un escritor a decidir abordar un personaje histórico en una narración novelada y no, por ejemplo, en un ensayo o biografía. ¿Qué ventajas y qué inconvenientes encuentras en la elección que hiciste del género?

Zaharoff es un personaje mucho más adecuado para una novela que para un ensayo porque hay versiones contradictorias y muchas leyendas sobre bastantes episodios de su vida. Él mismo se encargó de borrar sus huellas para que así fuera: no dejó escritos ni entrevistas, no aparece en las memorias de sus amigos. Es carne de fabulación.

Has dedicado buena parte de tu vida a enseñar a escribir literariamente ¿Quiénes son tus modelos?

Me gustan los escritores que dicen mucho con pocas palabras. No sé si hablaría de modelos, pero me gustan mucho Delibes y Borges. Por otra parte, la ambientación de las novelas de Irene Nemirovsky me han resultado muy útiles para mis novelas que se desarrollan en los años 30 y también disfruto del humor de autores ingleses como Kingsley Amis, David Lodge o Nick Hornby.

¿Has podido seguir escribiendo pese al COVID? ¿Cómo te ha influido la situación?

Terminé El mercader de la muerte justo antes del confinamiento y durante ese periodo he tenido tanto teletrabajo que no he tenido oportunidad para escribir. Además, soy bastante supersticioso y no me gusta empezar a escribir algo nuevo hasta que no se ha publicado mi novela anterior. Ahora sí he empezado a darle vueltas a algunas ideas.

¿Nos regalas algún pasaje de tu novela?

Zaharoff suspiró profundamente, como si estuviera cogiendo fuerza.

—Veo que ha leído o le han contado algunas de las cosas que dicen por ahí de mí, ¿no? —dijo con una sonrisa en la que asomaban los colmillos—. Cuando las oigo no puedo dejar de maravillarme. ¡Parece que yo fuera, ni más ni menos, el inventor de la guerra! ¡Como si no nos hubiéramos matado antes o como si no fuéramos a hacerlo cuando yo lleve siglos bajo tierra! Por favor, Pepe, no le creía tan ingenuo. La guerra es tan antigua como la humanidad. Desde Caín y Abel, los hombres se han enfrentado por los alimentos, por las tierras, por las ideas o por Dios, la más estúpida de las guerras.


Gervasio Posadas

Autor de las novelas El secreto del gazpacho, La venganza es dulce y además no engorda y El Mentalista de Hitler.

El mercader de la muerte

El mercader de la muerte
Autor: Gervasio Posadas
Editorial: SUMA
Páginas: 488
Comprar

 

Valora la calidad de este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...

Sobre el autor

José Antonio Redondo

José Antonio Redondo

José Antonio Redondo ha desarrollado su actividad profesional entre los ámbitos de Internet, la formación y la cultura. Es cofundador de Hotel Kafka. Ha trabajado más de 20 años en el campo del eLearning como consultor y directivo y lleva más de 25 liderando proyectos en el ámbito digital y escribiendo libros y manuales sobre estas materias y sobre management. Actualmente es director de estrategia digital e infraestructura web de IMF Business School; siendo también director de ambitocultural.es, la web de cultura de El Corte Inglés. Fue vocal desde su fundación de la Comisión de Innovación y Nuevas Tecnologías de CEIM (Confederación de Empresarial de Madrid - CEOE) y de la Comisión de eLearning de la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI). Es autor también de varios libros, artículos y manuales relacionados con la gestión de calidad en empresas de servicios, Internet y comercio electrónico. Tras estudiar Ciencias Químicas y Matemáticas en la UCM, se especializó en dirección de empresas y en gestión de producción y tecnología en la Universidad Politécnica de Madrid así como en todos los aspectos relacionados con Internet. Cursó Piano en la Escuela de Música Creativa y es Máster en Creación Literaria por la Escuela de Letras de Madrid.

Escribe tu comentario

Send this to a friend