Críticas

“Los últimos”, de Juan Carlos Márquez

Los últimos

Lo primero que uno agradece entre tanta estantería, entre tanta mesa de novedades abarrotada hasta más no poder de páginas y más páginas, es un libro que no haga alarde de megalomanía para contar una historia. Los últimos, la novedad editorial del autor de Tangram (Salto de Página, Premio Sintagma 2011 y Euskadi de Literatura 2012) se presenta con las cartas sobre la mesa: narrar el apocalipsis mundial desde el punto de vista de un padre de familia. Y es que la premisa tal vez no sea el colmo de la originalidad (que todos hemos visto Walking Dead), pero es en la ejecución donde Márquez da la nota. Y nosotros, pobres e indefensos lectores, lo agradecemos.

En cortos capítulos de apenas una página, a modo más de flujo de conciencia que de diario al uso, el protagonista nos narra cómo el mundo se va a pique por razones que el lector ignorará. Acompañado de su mujer y su hijo abandonarán la inseguridad del vecindario para refugiarse en Disney World y, una vez allí, la trama hará avanzar la novela con naturalidad hacia una coral narrada con el punto de vista fijo en la figura del padre.Las reflexiones se mezclarán con los hechos y el paisaje dibujado, lleno de miseria y muerte, dará lugar a la primera parte de la novela que bebe de todas las fuentes en lo que a post apocalipsis se refiere.

Si alguno se lleva manos a la cabeza y exclama: ¡Oh Dios, otra maldita novela sobre el fin del mundo!, que se detenga en este momento. Aquí es donde el autor, tal vez con una risa malvada en la boca, decide dar una vuelta de tuerca. Si bien arrancamos recibiendo otra perorata sobre la destrucción de nuestra civilización,en la segunda parte de la novela los protagonistas deciden coger un cohete hasta otro planeta y empezar a hablarnos de la construcción de una nueva. Apoyados por varios de los compañeros que hemos ido conociendo en la primera parte de la novela (ahora entendida casi como una presentación de los hechos), la familia protagonista se afanará en formar una extensa comuna en otro mundo e ir retomando la actividad normal de la humanidad.

Los últimos se sirve de uno de los tópicos más recurrentes en la literatura actual para hablarnos de colonos; para recuperar el espíritu de las caravanas del viejo oeste, el incesto y la endogamia, el canibalismo, el salvajismo y, por encima de todo, el espíritu humano de conservación. Una novela que muta con el paso de las páginas; que recuerda en ocasiones al postmodernismo (o llámenlo como quieran) de autores como Agustín Fernández Mallo; pero que se encuentra lleno de escenas perturbadoras que nos obligarán a participar en la psicología de los personajes, a decantarnos a favor o en contra de las decisiones que toma el grupo. En definitiva, una obra faraónica de condensación de apenas dos centenares de páginas, que nos narra en las distancias cortas la caída y renacer de la humanidad, sorpresas y sustos incluidos.

Si tenemos que hablar de la prosa de Márquez (y sería lo que procede), tenemos que hablar de austeridad perfectamente controlada. En el océano de los libros gordos (esos mil páginas que al final nos narran una historia que resumir no nos ocuparía ni medio sorbo al café de la mañana); Los últimos decide focalizar en lo pequeño, y ahí es donde la pluma de Márquez comienza a realizar trucos de magia. Porque no es fácil ir de lo general a lo concreto; de lo faraónico a lo humilde, y que la historia no se resienta ni parezca por ello una novela mutilada o a medio construir. Y, sin embargo, para un servidor esto es lo que consigue el autor.

Si hablamos de la edición, el libro como objeto hace gala de la misma austeridad y elegancia. En eso, Salto de Página es una editorial experta y no lo logra menos en esta novela. Mención a la portada de Paco Pomet, que en una imagen condensa la totalidad de la obra.

Un derroche de virtudes y una grata sorpresa. Aunque si gustan de llevar un libro bien gordo, en pastas duras y sobrecubierta, para que en el autobús se vea lo mucho y bueno que leen, tal vez no estén listos para esto. Un libro para pensar en lo que no te cuentan, en lo que sucede fuera de plano.


Los últimos

Los últimos
Autor: Juan Carlos Márquez
Editorial: Salto de Página
Páginas: 180
Comprar

 

Valora la calidad de este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Loading...

Sobre el autor

Francisco Miguel Espinosa

Francisco Miguel Espinosa

de madre suiza y adoptado por Madrid, es autor de las novelas Encerrado (Lektu), XXI (Ediciones B), Cabeza de Ciervo (Dolmen Editorial) Infernorama (Dolmen Editorial) y Reyes del Cielo (Dolmen Editorial). Ha publicado relatos en antologías tales como Una utopía, por favor (Salto de Página), Retrofuturismos (Nevsky Prospects), Ignota (Palabras de Agua) y The Best of Spanish Steampunk (Marian & James Womack Edition). Combina su creación literaria con la labor periodística en El Pais, Zona Negativa y Ambito Cultural, además de en el sector videojuegos como lead writer en Bytecore y de profesor en Hotel Kafka.

Escribe tu comentario

Send this to a friend