Críticas

Scissor Sisters, “Magic hour”

magic hour
Ángela Medina
Escrito por Ángela Medina

Tras el fracaso que supuso Night Work, Scissor Sisters contaba con dos opciones: abandonar la partida o volver a subir la apuesta. Como hemos comprobado, decidieron optar por el plan B, y para asegurarse de que debajo de este salto hubiera una buena red, se pusieron en contacto con una larga lista de nombres para jugar a ser el ganador. A saber: Azealia Banks, Diplo, The Neptunes, Calvin Harris, Joan as Policewoman, Stuart Price, Boys Noize y Pharrell Williams.

Con tal cantidad de colaboraciones, es sencillo pensar en un proceso creativo en el que cueste poner a todos de acuerdo para avanzar hacia la misma zona del tablero. Y aunque es cierto que esto convierte a Magic Hour en un disco un tanto bipolar, menos redondo que en otras ocasiones, también debemos admitir que los Scissor Sisters han sabido demostrar ser unos genios en mantener su esencia y seguir sonando a ellos sin importar quien les acompañe en cada canción.

Así que los estadounidenses más adorados en Inglaterra ya están de vuelta, y además aprovechando el solsticio de verano, una época muy buena para contagiarnos con su alegría y buen rollo. Si el agua de esta nueva piscina se calienta demasiado pronto es algo que todavía desconocemos, aunque por lo oído sospechamos que tocará embadurnarse de after sun tras pasar horas riendo, celebrando y cantando sus canciones bajo el sol. Sólo nos hacen falta los dedos de una mano para convenceros de ello:

Uno. Shady Love, la primera canción que se dio a conocer de este último álbum y que hizo que muchos recuperaran la fe en la fiesta. Con ella Scissor Sisters demuestra sus enormes ganas de experimentar con nuevos sonidos, con inteligencia y sin renunciar ni un solo segundo a su particular religión.

Dos. Only the horses, el primer single oficial de Magic Hour. Ideal para las noches de discoteca a pocos metros de la playa. Bailable, accesible y probablemente la que mejor se ha elaborado electrónicamente para convertirse en un gran hit.

Tres. Baby come home, un buen arranque para un disco que viene a alegrarnos esos días en los que el calor pasa de darnos tregua, del que se ha llegado a decir que es “Scissor Sisters en tres felices minutos.” Cierto, festivo y ligero, sin quitarnos a los Bee Gees de la cabeza.

Cuatro. Let’s have a kiki, un ejemplo perfecto de cómo crear una canción que aspira a ser versionada mil veces, con una base que elimina cualquier rastro de rock que alguien haya localizado alguna vez en Shears y los suyos. No es uno de los grandes temas del álbum, pero es carne de cañón para las pistas de baile.

Cinco. San Luis Obispo, regalo para los nostálgicos, para aquellos que conocieron a los Scissor Sisters pegados a una guitarra. Una canción electro-folk con un toque latino y tropical que combina a la perfección con el tándem hamaca-cóctel.

Cinco dedos de una mano para levantarla extendida y apostar por los Scissor Sisters como una de las bandas sonoras indispensables para este verano. ¿A quién le apetece lanzarse a la piscina con ellos?


Magic Hour

Magic Hour
Artista: Scissor Sisters
Sello: POLYDOR
Comprar

Valora la calidad de este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Loading...

Sobre el autor

Ángela Medina

Ángela Medina

(Cádiz, 1981) es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, máster en Escritura Creativa y máster en Edición Profesional de Libros. Trabaja en varios proyectos relacionados con la creatividad: es copywriter online para diversas agencias y estudios de publicidad, profesora en Hotel Kafka, colaboradora en Ámbito Cultural y editora en 120 Pies. Es autora de las novelas Pañales y cerveza (Demipage, 2011) y En frío (Ediciones La Palma, 2015), y del libro 742 ideas para escribir (Kitsune Books, 2016).

Escribe tu comentario

Send this to a friend