Críticas

“Sur”, de Ernest Shackleton

“Sur”, de Ernest Shackleton

Vivimos organizando. La palabra organizar parece llevar dentro algo bien hecho, sin embargo, ese algo se puede hacer bien, normal o mal, aunque se organice. En ocasiones, organizamos palabras y el hecho de que salga todo bien puede ser sólo cuestión de suerte. Podemos también organizar pensamientos e, inútilmente, intentar organizar sentimientos. En mi caso, existe algo que seguro organizaría irremediablemente mal: las personas. Sólo la idea de organizarme a mí mismo en un día normal me resulta imposible, por lo tanto, organizar a varias personas es una empresa que quedará para mi otra vida. Sir Ernest Shakleton, explorador, irlandés, casado con su mujer pero más con su soledad, no pensaba igual que yo cuando lideró la Expedición Imperial Transantártica (1914-1917). La tarea que tenía que asumir no está en la lista de mis posibilidades ni en la de la mayoría de los mortales. Obviamente, él también murió (era tan mortal como los demás) pero sólo una larga lista de milagros hizo que no lo hiciera en esta expedición.

Shakleton pretendía atravesar el continente helado junto a 27 hombres. Para ello, reclutó a sus acompañantes anunciando el viaje de manera poco halagüeña: “Se buscan hombres para viaje peligroso. Sueldo bajo. Frío extremo. Largos meses de total oscuridad. Escasas posibilidades de regresar con vida. Honor y reconocimiento en caso de éxito”. Mucha gente no habría subido a El Endurance si antes le advierten que puede morir en el intento, pero por suerte para Ernest, los puertos están llenos de hombres que no se piensan la cosa dos veces, y tras leer los desconcertantes carteles de la expedición, miles de interesados se presentaron para embarcarse. El hecho de seleccionar a unos pocos candidatos parecía ya tarea para un privilegiado, sin embargo y con el tiempo, ese primer filtro resultaría ser poca cosa en comparación con lo que les esperaba meses después.

Hoy se sabe que pese a ir arropado en una bandera británica, Shackleton no quería conquistar la Antártida. En aquel momento no hubo ni siquiera lugar a la duda ya que la expedición se quedó atrapada en el hielo y no olió tierra firme hasta dos años después. Allí quedó el tercer fracaso de Shackleton en la Antártida y una de las historias de convivencia y supervivencia más impactantes de todos los tiempos. Resulta enrevesado que, tras ese tiempo luchando por la vida de sus compañeros y olvidándose de su frustrado propósito, Shackleton acabara volviendo milagrosamente al mismo lugar del que partió como un héroe, pero esta vez para pedir ayuda de manera desesperada. Eso tuvo que dolerle muy adentro y no es de extrañar que su corazón le fulminara unos años después en una visita al lugar de su rescate en aquella Isla de Georgia del Sur.

Sur es el relato particular que Shackleton hizo de su expedición, pero no es un libro de viajes ni de aventuras, es un manual de gestión de recursos, de optimismo y de paz. Sólo con esa paz puedes ir a la deriva sobre una placa de hielo durante meses, pasando hambre, sed, frío, sin saber qué va ser de ti y de tu gente y mantener en todo momento el optimismo. Después de leer Sur queda claro que este individuo no pudo aprender o estudiar la manera que tenía de manejar la moral de gente desesperada, de aplacar posibles motines y de armonizar una situación exageradamente dantesca que a cada página se cierra más, como la placa de hielo sobre El Endurance: esa capacidad la llevaba dentro como la sangre.

La historia de la Antártida puede estudiarse en libros de texto, sin embargo, es mucho más divertido embarcarse en esta aventura con Ernest Shackleton y dejarse arañar por sus palabras, por su modestia y por este retrato alegre de la miseria. Tras la lectura de Sur, lo que pensábamos que era una aventura no lo será ya más, y lo que pensamos que teníamos organizado, tampoco lo estará.


Sur

Sur
Autor: Ernest Shackleton
Editorial: Interfolio Editorial
Páginas: 544
Comprar

 

Valora la calidad de este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Loading...

Sobre el autor

Redacción de Ámbito Cultural

Redacción de Ámbito Cultural

Escribe tu comentario

Send this to a friend